PALOMA RODILES, CREADORA DE LA PLATAFORMA “THE HIST”

  • 22 de marzo de 2022
PALOMA RODILES, CREADORA DE LA PLATAFORMA “THE HIST”

Paloma está realizando dos carreras al mismo tiempo: periodismo y humanidades. En la actualidad, también trabaja dentro del ámbito de la comunicación corporativa y marketing estratégico en una escuela de negocios. Al mismo tiempo ella es emprendedora en proyectos relacionados con la comunicación.

 

Paloma, ¿cuál ha sido tu trayectoria profesional hasta el momento?

Justo en mi primer año de carrera empecé en el sector cultural, concretamente, como guía turística en los Museos de Sitges. Una vez inicié mi camino dentro del mundo de la comunicación y del periodismo, aparte de empezar a trabajar en mis propios proyectos como The Hist o Charlas con, también empecé dentro de la comunicación más corporativa y el marketing estratégico. En empresas que se dedicaban a acelerar start-ups o escuelas de negocio, en la que me encuentro actualmente.

Todavía sigues estudiando. ¿Cómo te surgió la idea del proyecto “The Hist”?

The Hist nace del inconformismo e insatisfacción. Emerge de las ganas de dar respuestas. Y, sobre todo, de dar el espacio que se merecen a los profesionales del sector de la comunicación. Sentía que estaba en deuda con ellos y las audiencias presentes y futuras. Ya que con motivo del tiempo en el que nos encontramos, el periodismo ha perdido la objetividad, calidad y prestigio por la que aboga desde sus inicios.

Puedes resumirnos brevemente en qué consiste “The Hist” y qué beneficios puede aportar.

The Hist es una plataforma digital que cambiará el rumbo de la actualidad. Nosotros ofrecemos un espacio, donde el consumidor o creador de contenido (periodistas) decidirá cómo, cuándo y dónde informarse o informar. Los principales beneficios que aportaremos con ella, es transferir la actualidad ofrecida en las redes sociales a un espacio exclusivo para periodistas. Además de estar segmentado por temáticas y géneros periodísticos, por tanto, luchando por mantener una objetividad informativa. A su vez, y gracias a ser una plataforma única para periodistas, la calidad y prestigio informativo está garantizado.

Para los futuros consumidores, el principal beneficio es que podrán elegir cuándo informarse, evitando tener que esperarse a los telediarios o a los programas prime-time. Es decir, liberad absoluta para consumir la información cuándo quieran. Además, también podrán decidir el cómo, gracias a que tendrá entre una multitud de periodistas por seleccionar, abarcando de todo tipo de especialidad y de la ideología a la que ellos sean más afines. Gracias a que es un espacio digital y no un medio de comunicación, la sujeción ideológica/política que encontramos en los medios tradicionales de comunicación no se encuentra. Es decir, lo dejamos a la responsabilidad de cada usuario y periodista. Por ello, luchando por ofrecer cualquier tipo de oferta informativa, para que así el consumidor seleccione aquella que sea más próxima a sus convicciones.

Y, finalmente, el dónde; trasladando los espacios informativos a pie de calle. Gracias a que lo puedes consumir tanto en televisión, como en el teléfono, en la Tablet, etc. Aunque muchos se preguntaran que diferencia tiene esto con los medios de comunicación tradicionales, ya que una gran mayoría por no decir todos ofrecen esta oportunidad. Pues bien, gracias a que encontraran videos en formato corto, será mucho más sencillo que tener que consumir en una cafetería o en un banco un telediario de 50 minutos que, por el momento, estas obligado a ver en unas horas determinadas del día.

En lo que se refiere a los periodistas que decidan subir su contenido en la plataforma, este espacio les permitirá una serie de beneficios que, parece ser, con anterioridad no habían sido fijados por ningún medio de comunicación tradicional. Principalmente, y una de las luchas que más nos concierne, será eliminar, en gran pare, la precariedad laboral que presenta nuestro sector. Nuestro objetivo es que todo el contenido que sea subido a este espacio digital tenga una retribución económica asegurada, por ello, emplearemos un método de monetización acorde para subsanar esta preocupación que alberga en muchos periodistas.

Además, ofrecemos libertad de informar cómo quieran, cuándo quieran y desde dónde quieran. Al mismo tiempo que, asegurarles un espacio donde pueden volcar el contenido de actualidad y de información sabiendo que es un espacio adecuado para ello. Por último, teniendo en cuenta que, además, podrán desarrollar su marca personal. Y sin dejar atrás que es un espacio del todo dinámico, abriendo de esta forma múltiples vías para comunicar y gracias a que el formato que, por el momento, se ofrecerá es audiovisual, esto ayudará a jugar más con el contenido que quieran lanzar, haciendo uso de la riqueza informativa que presentan las imágenes, videos, cortes de voz, etc.

¿Qué estudios de rentabilidad y de necesidad de esta plataforma entre los profesionales habéis hecho?

La verdad es que no hemos parado de analizar desde que empezamos con el proyecto. A parte de estudiar el descenso de consumo en televisión y el incremento en plataformas de streaming o digitales. Asimismo, que mucha gente, en la actualidad, pasa a informarse directamente en las redes sociales. A pesar de que esto era del todo sintomático, como en cualquier start-up debíamos de validar nuestra idea. Optamos por lanzar cuestionarios, pero nos encontramos que seríamos mucho más preciso saliendo a la calle y preguntando tanto a periodistas y audiencias que eran lo que pensaban, que sentían y que necesitaban para sentirse correctamente informados y que, a su vez, esto no les supiera ningún tipo de esfuerzo adicional cosa que les generaba la prensa tradicional. Digamos que los medios digitales, principalmente redes sociales, les permitía informarse de una forma dinámica, ágil y lo más importante: rápida.

Tuvimos la gran suerte de que validamos nuestra hipótesis en esta fase de entrevistas. No obstante, nuestro proceso de validación no ha finalizado, ya que con la landing page acabada y un mock-up del prototipo, nos centramos en una segunda fase de validación. Consideramos que poniéndole cara y ojos a aquella idea del todo ambiciosa, podríamos determinar si, efectivamente, el público estaba dispuesto a adentrarse a una nueva forma de comunicar. Y lo más importante: ¿pagarían por informarse?

Eres muy joven y toda una emprendedora. ¿Tienes nuevos proyectos en mente?

¡Jajajaja! La verdad es que soy insaciable. Tengo muchas ideas diariamente, sin categorizarlas entre buenas o malas. Ya que las ideas son ideas y lo importante es saber desarrollarlas. Pero por el momento me dedico completamente a mi futura empresa. Pese a que me encantaría volver a retomar mi programa semanal de podcast y me gustaría poder dar el salto, en algún momento, a la televisión. Siempre he tenido ese gusanillo presente.

Para finalizar, como ves el mundo de la comunicación actual a nivel laboral. ¿A pesar de la precariedad crees que puede remontar en el futuro?

El futuro de la comunicación actual es pobre y tristemente, basado en la cultura de la desinformación. Debo de decir, en defensa de nuestro sector, que la culpa, en gran parte, no viene de nuestra parte. Ya que nos hemos debido adaptar a los tiempos que se han presentado como “hemos podido”. Sobre todo, con la llegada de la masividad de información y la rapidez para saber el qué, el cómo y el cuándo tuvimos que adaptarnos como pudimos. Pese a que una gran parte de los periodistas aprovecharon esta oportunidad para emprender la cultura de la mentira o, mejor dicho, de las fake-news.

Aunque me gustaría recordar un momento donde la precariedad laboral no fuera sinónimo de nuestra profesión, creo que tan solo unos pocos han aprovechado la oportunidad para ganarse la vida sin preocupación alguna. No quiero olvidarme de los nuevos medios digitales, que han favorecido a que nuestro sector presente una herida prácticamente de muerte. Ya que, si tomamos el ejemplo de YouTube, además de tener una masividad de información sin estar adecuadamente categorizada; favoreciendo a un mejor posicionamiento de fake-news, todo aquel periodista que opta por informar a través de este canal digital debe de tener en cuenta que lo hará gratuitamente. Es decir, nunca llegará a ser pagado si no tiene las visitas que este espacio considera que son adecuadas para llegar a ser monetizadas. Una vez más, afirmándonos la precariedad laboral que sufre nuestro sector.

Igualmente, considero que podemos remontar, en gran parte si optamos por unirnos y afrontar la crisis latente que estamos padeciendo. De ahí nace, en gran parte, mi idea de crear esta plataforma digital. Tratando de conseguir un ecosistema periodístico que permita reconocer el trabajo y la profesión, sea cual sea tu aportación.

 

SPOTIFY: Charlas con

 

APPLE PODAST

 

THE HIST