Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

MARCELO DOS REIS, DIRECTOR GENERAL DEL GRUPO SPEC

MARCELO DOS REIS, DIRECTOR GENERAL DEL GRUPO SPEC

 

GRUPO SPEC

AGENCIA:V3RTICE

 

GRUPO SPEC es una compañía experta en el ámbito de la gestión horaria y el control de accesos. A partir de 2025, el tiempo máximo de trabajo permitido deberá ser de 37,5 horas a la semana. Es una medida que, para muchos, comportaría realizar una semana laboral de cuatro días. Este hecho fomentaría muchas ventajas de bienestar y conciliación laboral y familiar de los trabajadores. Sin embargo, para comprobar que todas las empresas aplican y cumplen esta nueva medida, el Ministerio de Trabajo ha planteado la posibilidad de que Inspección de Trabajo tenga la posibilidad de acceder a los registros horarios y de que se sancione a los trabajadores en caso de incumplimiento.

 

¿De qué manera las empresas podrán asegurar al Ministerio de Trabajo el cumplimiento de la nueva normativa? 

 

Para asegurar el cumplimiento efectivo de la nueva jornada laboral de 37,5 horas semanales, las empresas deberán controlar de forma rigurosa y personalizada las horas trabajadas por el empleado, a través de sistemas de control horario transparentes, seguros y accesibles.

 

¿Qué provoca este cambio en el tipo de sanción?

 

Este cambio en el tipo de sanción significa que cada infracción en el registro de la jornada laboral de un trabajador será evaluada y sancionada individualmente. Además, multiplicará potencialmente las sanciones para aquellas empresas que no cumplan con la normativa de forma sistemática.

 

¿Cuáles podrían ser las nuevas sanciones con este cambio horario laboral?

 

Las multas actualmente oscilan entre los 626€ y los 6.250€. Con este cambio se endurecerán más, para evitar que el fraude y garantizar que los trabajadores no hagan más horas de las que les corresponde. En ese marco, las multas podrían variar entre los 1.000€ y los 10.000€, según apunta Inspección de Trabajo.

 

¿Cuál es el método de control horario más recomendado?

 

Es imprescindible que el control horario esté digitalizado, ya que los llevados a cabo en papel y boli son fácilmente manipulables. Estos registros deben permitir un control exacto, no deben ser manipulables de las horas de entrada y salida de los empleados y deben garantizar la transparencia y precisión requerida por la nueva regulación.

 

¿Quién podría tener acceso a este registro horario de los empleados?

 

La idea del Ministerio de Trabajo es poder comprobar en cualquier momento las horas que están realizando los trabajadores, por lo que los sistemas deberán contar con interfaces de usuario intuitivas y acceso en tiempo real a los datos de jornada laboral. Este hecho facilitará la supervisión por parte de las autoridades laborales, de los mismos trabajadores y de los representantes que necesiten verificar de manera sencilla y transparente el cumplimiento de los registros horarios.

 

¿Cómo se pretende evitar el fraude y el incumplimiento de la nueva jornada de 37,5 horas semanales?

 

Para evitar el fraude y que sean los mismos trabajadores los que marquen el total de horas trabajadas, los sistemas deben implementar medidas de seguridad avanzadas, como el registro de la ubicación en tiempo real y sistemas de verificación de identidad. Además, deben ofrecer una experiencia de usuario sencilla para que los empleados puedan registrar fácilmente su jornada laboral sin dificultades técnicas y puedan coordinarse también con otras gestiones como las vacaciones, las horas extras u otros permisos.

 

Además de ser un requisito legal, ¿qué otros beneficios pueden aportar estos sistemas de control?

 

Adoptar sistemas de control, horarios avanzados y en conformidad con las nuevas regulaciones es una inversión en la satisfacción y la productividad de los trabajadores.

 

Desde SPEC, ¿qué recomendaciones harías a las empresas?

 

Desde el Grupo SPEC, recomendamos a las empresas que se asesoren y pidan ayuda con tal de disponer de las herramientas necesarias para llevar a cabo el control horario de la forma más práctica posible, evitando el fraude y sobre todo, permitiendo a los empleados que trabajen las horas permitidas.