Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

VERÓNICA CATEDIANO, PR & COMMUNICATION MANAGER DE SPC

VERÓNICA CATEDIANO, PR & COMMUNICATION MANAGER DE SPC

 

SPC

AGENCIA: 121pr

 

Verónica Catediano desempeña las labores de definición estratégica de la comunicación, imagen y de las relaciones públicas de la marca en España y Portugal. Además de coordinar las agencias de comunicación, elabora diversos materiales de comunicación y de contenido para la web. Es un apoyo al área comercial, con la definición de mensajes para los canales de venta, y al área de Desarrollo de Producto, con la elaboración de contenidos y documentación para el usuario final.

 

Anteriormente estuvo 7 años como PR, Communication & Social Media ManagerPR, de Wiko Iberia en España & Portugal.

 

¿Cuál es el aspecto más importante, bajo tu criterio, para acabar con el ciberacoso?

 

Lo fundamental para acabar con el acoso y ciberacoso es la educación en el entorno familiar de cada pequeño. Debemos ser capaces de, mediante el diálogo y la comunicación, transmitirle al menor los valores que necesita para ser una buena persona, que sepa respetar a sus compañeros y amigos, y ayudarles en caso de que lo necesiten. Todo ello, a la par de que encuentre en nosotros a esa figura de confianza para hablar sobre cualquier aspecto que le incomode, sobre el que tenga dudas o que esté viendo en su entorno, para que reciba los mejores consejos sobre cómo actuar ante estas situaciones. Esta mediación familiar se puede complementar con los sistemas de control parental para guiar a nuestros hijos de manera más práctica en el uso correcto de la tecnología.

 

¿Cómo nos puede ayudar la tecnología para acabar con el acoso o ciberacoso?

 

La tecnología nos brinda muchas herramientas para este fin, convirtiéndose así en una aliada para proteger a nuestros hijos ante posibles situaciones de acoso. Puede convertirse en nuestro aliado desde el momento en que, gracias a ella, puede que observemos, u observen nuestros hijos, situaciones de ciberacoso hacia ello o hacia otras personas, a través de redes sociales, mensajes de whatsapp, vídeos colgados en Youtube etc. Por eso, desde SPC siempre lanzamos el mismo mensaje: no podríamos servirnos de la ayuda que nos presta la tecnología sin contar primero con el pilar de la comunicación en el ámbito familiar. Gracias a una comunicación fluida con nuestros hijos, estos podrán conocer dónde están los límites y entenderlos, cómo se deben comportar en la red y avisarnos si asisten a este tipo de situaciones o si las padecen ellos mismos.

 

Entrando ya en las herramientas que nos ofrece la tecnología para este fin, podemos hablar, como comentaba ante, de los softwares de control parental que permiten a los adultos saber en todo momento cómo los menores utilizan sus dispositivos, tanto tablets como smartphones, así como configurar límites de uso y bloquear accesos a ciertas apps o webs. También existen aplicaciones o plataformas desarrolladas para que exista comunicación directa y permanente entre los centros educativos, los padres, los alumnos y los profesores, para que todos estén al tanto de todas las novedades que puedan surgir en el ámbito escolar.

 

¿Qué pueden ofrecernos estos controles parentales? ¿Qué podemos controlar desde ellos?

 

Uno de los controles parentales más conocidos es Family Link, de Google. Se trata de una herramienta muy útil, complementaria siempre a la supervisión familiar, para ayudarnos a educar a nuestros hijos en los momentos iniciales de uso de un dispositivo tecnológico.

 

Permite gestionar los dispositivos de los pequeños, poniendo limites horarios de uso del teléfono y de las aplicaciones, bloqueando contenidos que no son adecuados a su edad, protegiendo la seguridad de los niños. Se pueden controlar aspectos tan importantes como la aprobación previa para instalar apps o descargar contenido, programar hora de bloqueo del dispositivo o las compras en las stores y, finalmente, bloquear ciertas páginas en los navegadores en función del contenido explícito que puedan mostrar.

 

¿Qué aspectos de seguridad e internet son necesarios que abordemos con los pequeños para que hagan un buen uso y seguro de la red?

 

Es importante que conozcan y aprendan que la privacidad y el anonimato son clave para que puedan disfrutar de la red sin miedo, por lo que debe de ser uno de los puntos que, como padres, tenemos que comentar y dialogar con ellos, de manera cercana y abierta.

 

Por ejemplo, que las contraseñas de las cuentas y perfiles sociales solo las deben conocer ellos y, como mucho, nosotros si así lo hemos decidido en el ámbito familiar; no se deben compartir con nadie más. También han de saber que, si un menor decide etiquetar a otro en una publicación en las redes, o bien comparte unas imágenes o un vídeo acompañado por otro usuario, debe solicitarle antes permiso para publicarlo, ya sea en sus perfiles sociales o a través de las aplicaciones de mensajería instantánea. Debemos enseñarles a cuestionarse con quién comparten informaciones, vídeos o imágenes, y con qué fin, para evitar que ese archivo pueda ser compartido con terceros sin su consentimiento y, por supuesto, a no enviar nunca material comprometido.

 

No debemos olvidar hablarles de las netiquetas, que son las normas sociales digitales que buscan regular el comportamiento de las personas en Internet para crear, entre todos, entornos seguros y respetuosos. Con ello, sabrán cómo comportarse en la red y evitar sufrir o generar ciberacoso. Por último, aunque sea muy atractivo contar con cientos y cientos de seguidores en las redes sociales, hay que recordar que un desconocido también lo es en internet y, al igual que en el mundo físico no se relacionarían con cualquiera, deben actuar igual en sus perfiles sociales. Es nuestra responsabilidad, como padres y adultos, ayudarles a entender todas las caras de la tecnología.