MARIA PALOMARES ARENAS, DIRECTORA DE CALALA FONDO DE MUJERES

MARIA PALOMARES ARENAS, DIRECTORA DE CALALA FONDO DE MUJERES

 

CALALA FONDO DE MUJERES

AGENCIA: LF CHANNEL

 

 

María es Licenciada en Periodismo, con formación en Género y Desarrollo y Cultura de Paz. Ha trabajado en diferentes organizaciones no gubernamentales de cooperación al desarrollo.

 

Como activista feminista, participa en grupos locales como Dones x Dones y Feministes Indignades, y forma parte de la Red Internacional de Mujeres de Negro desde 1996.

 

 

¿Qué es y cómo nace Calala Fondo de Mujeres?

 

Calala es una fundación privada que realiza donaciones para financiar proyectos y organizaciones de mujeres en España y Centroamérica.

 

Calala nace en 2009 gracias al impulso de varias mujeres feministas con un vínculo especial con Centroamérica. Algunas viven allí, otras viajan muy a menudo a la región, y todas han sido testigo de los hechos históricos que vivió aquella parte del continente entre los 80 y los 2000.

 

Calala nace con la vocación de enviar fondos de la solidaridad española a la región, pero pronto decide que también es importante fortalecer el movimiento de mujeres en España, especialmente las iniciativas lideradas por mujeres migrantes latinoamericanas que viven en nuestro país.

 

Desde 2010, que comienza a operar, Calala ha entregado más de 5 millones de euros a más de 100 organizaciones de las dos regiones.

 

¿Qué es exactamente un Fondo de Mujeres?

 

Los fondos de mujeres son iniciativas filantrópicas privadas que creen firmemente que la organización de las mujeres puede conseguir que todas las personas vivamos en un mundo mejor. Y que saben que para conseguir cambios en las sociedades en que vivimos y avanzar en derechos hacen falta recursos.

 

Los primeros fondos nacen en Europa y Estados Unidos, liderados por mujeres ricas y feministas. El primero en nacer fue Mama Cash, en Ámsterdam, en 1983, fundado por Marjan Sax, una activista que repentinamente recibió una cuantiosa herencia familiar y que decidió ponerla al servicio de otras mujeres, creando un fondo de apoyo económico. Siguiendo este ejemplo otros fondos fueron naciendo. Los últimos, de la generación de Calala, son fondos más pequeños que financian principalmente a nivel de país y que reciben el apoyo de los fondos de mujeres más grandes para consolidar su estructura y conseguir sostenibilidad.

 

Calala forma parte de Prospera, la Red Internacional de Fondos de Mujeres, formada por más de 40 organizaciones de todo el mundo.

 

¿Qué causas apoyáis y cómo se efectúa dicho apoyo?

 

Calala comenzó apoyando dos causas principales, los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Centroamérica y España. Derechos que abarcan el acceso a la atención en salud reproductiva, el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, la educación sexual en las escuelas, la libre expresión de la orientación sexual y el derecho al placer. El otro tema que ha sido central en la historia de Calala ha sido el apoyo a las mujeres migrantes, en múltiples temas, como la lucha contra la violencia de género, la regularización y el acceso al trabajo, la mejora de las condiciones laborales de las empleadas de hogar, o la denuncia del racismo.

 

Desde 2023 Calala cuenta con una nueva estrategia, que ha ampliado las causas que apoyamos, intentando responder a las peticiones que llegan desde las mujeres y las organizaciones. Así, abordamos nuevos temas como la defensa del medioambiente, especialmente en Centroamérica, región que se encuentra amenazada por empresas internacionales que están apropiándose de sus recursos naturales. El apoyo a iniciativas económicas lideradas por mujeres, especialmente dentro del sector de la economía solidaria. O la protección de las activistas y las mujeres en general en los espacios digitales.

 

¿Cómo es el perfil de donantes que os apoyan?

 

Calala cuenta con una financiación variada, con donantes públicos y privados al 50%. Entre los donantes públicos contamos con el apoyo de varias agencias de cooperación al desarrollo de comunidades autónomas como Euskadi y Cataluña. Con estas subvenciones enviamos recursos principalmente a Centroamérica. También contamos con el apoyo del Instituto de las Mujeres y recientemente hemos añadido a nuestra cartera de financiadores el Ministerio de Trabajo, en sus convocatorias de apoyo a la economía social.

 

Entre los donantes privados se encuentran fundaciones internacionales que apoyan proyectos de promoción de los derechos humanos y la justicia social. Además, contamos con una comunidad de personas que nos apoyan a nivel individual, con donaciones que van de los 50 a los 5.000 euros anuales. Este apoyo es el más valioso para nosotras porque es el que nos da más libertad de movimiento y más confianza en el trabajo que hacemos.

 

¿Cómo se lleva a cabo la redistribución de los fondos?

 

Calala tiene varias convocatorias que se abren anualmente y que se gestionan de diferente manera. A principio de año se abren dos procesos participativos, para decidir sobre las donaciones que se entregan a grupos en Centroamérica y a grupos de mujeres migrantes en España. En este caso, son las propias organizaciones las que votan y deciden quién recibirá los fondos durante el año.

 

Una tercera convocatoria es la del Fondo Dalia, un fondo específico para el apoyo de cooperativas y otros proyectos productivos liderados por mujeres. En este caso, existe un grupo asesor, formado por organizaciones del sector, que es quién revisa las aplicaciones y decide las donaciones.

 

Una cuarta manera es la que aplica el programa Activismo Seguro, una convocatoria abierta todo el año, que ofrece apoyo para activistas y personas que están enfrentando ataques por compartir sus idas o defender derechos. En este caso, revisamos las peticiones según van llegando y respondemos de manera urgente.

 

Además de las convocatorias abiertas, Calala se embarca en proyectos conjuntos con organizaciones tanto en Centroamérica como en España, con las que se crean alianzas específicas. Este sería el caso de los proyectos de cooperación al desarrollo o proyectos como el de apoyo a la digitalización de cooperativas del sector de los cuidados.

 

¿Qué papel ocupáis en cuanto a la Agenda 2030?

 

Calala centra su trabajo especialmente en el ODS 5, de avance en derecho de las mujeres a nivel global, aunque tenemos acciones relacionadas con el ODS 8 de trabajo decente y el ODS 10 de disminución de las desigualdades.

 

¿Con qué grupos de mujeres colaboráis? ¿Cómo se financian dichas colaboraciones?

 

Las organizaciones de mujeres que apoyamos son muy diversas. Van desde grupos informales de mujeres que se juntan a nivel de barrio o comunidad para darse apoyo mutuo o para reivindicar mejoras, basadas principalmente en el voluntariado y que muchas veces no están ni registradas. Hasta organizaciones más grandes, que cuentan con personal asalariado y que ofrecen servicios especializados de atención a mujeres o a otras entidades.

 

Principalmente apoyamos organizaciones que trabajan en el ámbito de la incidencia política, la atención social y la sensibilización. Pero también apoyamos proyectos económicos liderados por mujeres y que generan puestos de empleo.