LEMON CAKE

  • 30 de octubre de 2022
LEMON CAKE

Bajo una apariencia sencilla, una estética desenfadada y un diseño colorido se esconde una propuesta culinaria tan adictiva como entretenida, creada por Cozy Bee Game y publicada por Soedesco.

Plataforma: Nintendo Switch

Nuestro cometido principal será el de reflotar una pastelería/cafetería, donde hornearemos nuestra propia comida en una cocina de leña, para luego servirla en la zona de cafetería a nuestros clientes, tratando al mismo tiempo de servir la comida rápidamente para que no abandonen el local prematuramente cansados de esperar.

Es curioso como un título como Lemon Cake arranca lentamente y sin apretarnos demasiado para de repente convertirse en una locura de clientes impacientes y artículos que se están preparando. Al comenzar utilizaremos un solo horno donde crear recetas sencillas de uno o dos ingredientes, para luego servirlas en una sola mesa con capacidad para dos clientes simultáneos, pero eso es solo el comienzo.

¡Oído Cocina!

Al arrancar el día tocará abrir la cafetería, (no sin antes preparar alguna receta siempre que tengamos un lugar donde dejar la comida antes de abrir) atenderemos a los clientes, prepararemos los pedidos, encendemos el horno de leña y estamos atentos para pararlo antes de que se pueda quemar. Todo sencillo sobre el papel.

Al finalizar cada día, con las ganancias podremos realizar todo tipo de ampliaciones, tanto de la cafetería, como de la cocina, amén de otros complementos estéticos que serán sin duda los últimos en recibir nuestra atención. Así, una de las primeras cosas que podremos adquirir será el expositor de productos para la cafetería, donde dejar inicialmente una de nuestras creaciones para que los clientes puedan adquirirla directamente (siendo bastante útil tener la comida expuesta antes de abrir la cafetería) sin tener que hacer cola para conseguir una mesa.

Como podréis imaginar todo acaba convirtiéndose en una locura de gente entrando y saliendo de la cafetería, con nosotros tratando de mantener a todos contentos, mientras cocinamos, limpiamos la mesa para el próximo cliente y además limpiamos la cocina entre plato y plato para evitar las molestas manchas en el suelo que ralentizan nuestro movimiento. Todo esto, mientras adquirimos nuevas recetas, mejoramos la cocina (equipando otra mesa adicional donde dejar comida) llegando a controlar hasta tres hornos. También mejoraremos la calidad de la leña, el proceso de horneado para evitar más fácilmente que se nos queme la comida, etc…. vamos, que no nos da la vida en muchas ocasiones. En resumen, muchos artículos y mejoras para desbloquear (el precio de algunas mejoras nos hará trabajar varios días para conseguir el dinero) que multiplican las horas de juego que nos esperan por delante.

Lógicamente, al tratarse de un juego indie no estamos ante ningún triple A con un despliegue técnico apabullante como se puede ver en las imágenes, pero si ante un título simpático y bien realizado, que luce especialmente bien en la versión portátil de Nintendo. Las animaciones son sencillas, los diferentes clientes no son demasiado variados y el entorno es básicamente pequeño y funcional, al igual que la música y los efectos de sonido, con una música de acompañamiento que invita a relajarse (si podemos) mientras estamos cocinando.

A toda esta divertida locura le falta el añadido del juego cooperativo (quizá difícil de implementar tal y como está diseñado) para terminar de poner la guinda a este dulce y divertido pastel, pero sin duda es una propuesta más que interesante a tener en cuenta para el catálogo de Switch, la versión analizada, que también podrás disfrutar cocinando en Playstation , Xbox o PC.