JORGE CANTERO, CEO DE CUIDUM

  • 10 de diciembre de 2020
JORGE CANTERO, CEO DE CUIDUM

Cuidum es una empresa de asistencia domiciliaria que nace como respuesta a los problemas diarios de las personas mayores y dependientes. Pone en contacto a familias con problemas de dependencia y cuidadores expertos, proporcionando así un servicio de cuidado domiciliario a través de su plataforma online, asegurando así una mejor calidad de vida de la persona dependiente frente a otras opciones de institucionalización.

 

Jorge Cantero es CEO y co-fundador de Cuidum. Es licenciado en Administración de Empresas y Postgrado en Marketing e Investigación de Mercados, con amplia experiencia en Marketing online.

Tienen intención de cerrar el 2020 con 1,5 millones de facturación. ¿Cuánto han crecido en este ejercicio? ¿A qué creen que se debe este incremento?

Sí, nuestro objetivo es cerrar el ejercicio en torno al 1.500.000€ de ingresos netos, lo cual equivale a un incremento entre el 7% en un año muy complicado a nivel operativo derivado de la pandemia. Nuestro objetivo como compañía no es solo el crecimiento, que, aunque es muy importante, no garantiza la sostenibilidad de un modelo de negocio, sino la rentabilidad y la generación de recursos que nos permitan afrontar nuestro proceso de internacionalización con solvencia.

Nuestro incremento viene determinado por nuestro saber hacer, la satisfacción que proporcionamos a nuestros clientes en un momento vital muy convulso en el plano emocional. Mimamos cada detalle en nuestros procesos, tanto en el primer contacto donde debemos de dar tranquilidad y estabilidad, a ese estado emocional delicado con el que vienen, y aplicando la máxima empatía y humanidad a cada parte de un exhaustivo proceso de reclutamiento para garantizar que el perfil de cuidador/a seleccionado/a sea el más adecuado para cada familia que nos pide ayuda.

Para el ejercicio 2021 planean crecer un 30% más. ¿Cuáles son sus planes para poder cumplir con estas expectativas?

Cuidum nació con un objetivo muy claro y con cara al futuro: hacer que el mayor número de personas permanezcan en el calor de su hogar, de su entorno familiar, de sus recuerdos y desarrollarlo como una alternativa que ha logrado una mayor acogida posterior a los sucesos acontecidos en centros geriátricos y, sobre todo, como la opción de cuidado más segura y económica ante otras alternativas. Para este 2021 nuestros planes son todavía más ambiciosos, seguiremos enfocándonos en mejorar nuestra metodología, desarrollando el potencial de nuestros empleados a través de una continua formación, maximizando nuestra tecnología propia la cual nos ha permitido diferenciarnos en el mercado, apostando por nuevas vías de comunicación, pero sobre todo, entregando día a día lo que realmente las familias en situaciones tan complejas como estas necesitan, generando empatía y humanizando nuestros servicios, adaptados a cada una de sus singularidades.

¿Tenéis pensado expandiros a otros países?

Sí, por supuesto. Cuidum nació con una vocación global. Pero dado nuestros planes de expansión, por ahora se quedarán en nuestra esfera privada como parte de nuestra estrategia.

En su bolsa de trabajo tienen inscritos más de 190.000 personas, la mayor de España en el sector. ¿Qué requisitos se necesita para trabajar para Cuidum?

Para trabajar a través de Cuidum -mas no para Cuidum, ya que me permito remarcar que Cuidum solo realiza el proceso de reclutamiento, pero el empleador final siempre es la familia- hace falta en primer lugar afecto y experiencia para todas ellas. Sin estas dos soft skills, no podrías trabajar para Cuidum. Luego, depende de cada necesidad. Hay clientes que necesitan una persona que conviva con ellos en el domicilio para compañía y ayuda en las tareas domésticas básicas del adulto mayor, otras necesitan solo un par de horas al día para la higiene personal o control de la medicación. No obstante, para nosotros el requisito más importante es la experiencia comprobable de forma fehaciente, es decir, una candidatura que no tenga experiencia previa o que la tenga, pero no podemos comprobarla verazmente no podrá trabajar a través de Cuidum.

¿Hacéis algún tipo de formación para los trabajadores?

Me alegra que me hagas esta pregunta, ya que estoy muy ilusionado en el aspecto de la formación. Hasta ahora, dábamos soporte ad hoc a través de nuestro equipo de mediadores, ayudándoles a través de manuales, dándoles pautas de comportamiento y de relación para hacer que las familias se sientan lo más cómodas posibles.

Actualmente, hemos realizado una fuerte inversión en una plataforma LXP/LEP. Son plataformas que adaptan la experiencia de aprendizaje a los estudiantes, y que nos va a permitir mejorar la capacitación de nuestro personal interno y mejorar las capacidades adaptadas a las necesidades concretas de nuestra amplia base de cuidadores y cuidadoras.

¿Qué tiene Cuidum que no tengan otras plataformas?

Cuidum tiene eficiencia con un servicio que siempre está en la búsqueda constante de la excelencia. Fuimos los primeros, creamos los nuevos estándares en el mercado que las plataformas que nos han imitado han emulado, lo cual no criticamos, ya que nos parece normal que cuando ves un modelo que despunta como líder surjan los imitadores. Pero nuestra principal diferencia es nuestra eficiencia para desplegar el negocio, consumiendo entre 3 y 4 veces menos capital, con un despliegue tecnológico propio, donde el centro se pone en la mejora continua de la calidad del servicio prestado en pro de la calidad asistencial que percibe la persona mayor a cuidar.

Sois una plataforma que ayuda a las personas dependientes. Si pudierais hablar cara a cara con las autoridades, ¿qué les pediríais?

Puedo decirte que les hemos pedido y que les seguiremos pidiendo. Actualmente existen 4 vías de envejecimiento, todas con sus pros y sus contras dependiendo de la necesidad de la persona a cuidar, el entorno familiar y situación que tenga. Mayoritariamente se dan ayudas a los servicios residenciales o de ayuda domiciliaria por horas, y a los cuidadores familiares. Los servicios de residencias son necesarios para algunos casos con un estado de deterioro más avanzado y, en menor porcentaje, para familias quienes desean delegar la responsabilidad del cuidado a un centro residencial. En su mayoría, las familias desean que su familiar esté acogido en el calor de su propio hogar el máximo tiempo posible. Pero sin ningún tipo de ayuda (a excepción de alguna CCAA), resulta más complejo optar por la contratación de una cuidadora social para el cuidado del familiar mayor o dependiente. Esto no deja mayor alternativa a las familias, que terminan optando por opciones que no son ni las más deseadas ni las más necesarias para la persona mayor. Y son los familiares quienes terminan volcando su vida y dedicándose al cuidado de su familiar, interfiriendo en su conciliación de vida personal, situación que dista mucho en caso de contar con la presencia de un/a cuidador/a.

Este paradigma debe de cambiar en los próximos años en el enfoque de nuestra Ley de Dependencia y la interpretación que cada comunidad da de la misma.

CUIDUM

AGENCIA: V3RTICE