IRIA SAGALÉS Y CLAUDIA GIRALDO DE BAMBÚ PR

  • 3 de mayo de 2022
ENTREVISTA: IRIA SAGALÉS Y CLAUDIA GIRALDO DE BAMBÚ PR

“Como agencia boutique siempre se nos ha caracterizado por el trato cercano con el cliente”.

 

Claudia Giraldo lleva más de 12 años trabajando en el mundo de la comunicación y las RRPP para marcas nacionales e internacionales. También invierte en startups y hace un año cofundó CommonSense Finance, una startup de finanzas descentralizadas que acaba de cerrar una ronda de financiación de 450.000 euros.

Iria Sagalés por su parte es periodista de profesión y lleva más de 10 años trabajando en el mundo de las comunicaciones y las RRPP. Destaca por su experiencia en un medio de comunicación catalán, en departamento de comunicación de una ONG y su larga trayectoria en agencias. Hace más de 6 años se lanzó como emprendedora para crear lo que hoy es su propia agencia. Actualmente es cofundadora del medio de comunicación Blockmedia.com

¿Cómo ha sido el comienzo de Bambú?

Claudia Giraldo, directora de la agencia, fue quién creó la marca e inicio los primeros pasos de Bambu como consultora de comunicación. Poco tiempo después, yo (Iria) me sumaría a este proyecto como Directora de PR. Ambas coincidimos trabajando en varios proyectos anteriores, en una etapa en la que cada una había emprendido por cuenta propia, una vez tomada la decisión de salir de nuestras respectivas agencias de comunicación. Siempre hemos sido dos personas con las ideas muy claras, trabajadoras y con iniciativa, por eso nos entendimos perfectamente desde un primer momento a la hora de decidir qué tipo de servicio queríamos ofrecer a las empresas y cómo lo íbamos a hacer. Empezaba así nuestro proyecto conjunto.

En apenas tres años hemos conseguido afianzar la agencia y posicionarla como un modelo de servicio de referencia para muchas empresas. En 2021 alcanzamos los 780.000 euros de facturación. Al principio nuestro foco fueron las startups y empresas que ya habían trabajado con nosotras y conocían de nuestra experiencia; pero más tarde el “boca oreja» nos ayudó a escalar en los perfiles y adentrarnos en nuevos ecosistemas empresariales que siempre nos han interesado. Nos gusta trabajar de una manera transparente, con profesionales del sector al que pertenecen nuestros clientes y siempre con la mirada puesta en lo que está por venir.

¿Cómo es el día a día de una agencia de comunicación?

Ahora mismo, podría decirte que somos un híbrido entre una agencia de comunicación y un medio como tal. Como agencia boutique siempre se nos ha caracterizado por el trato cercano con el cliente. Esto se traduce en brainstormings con cliente para definir estrategias conjuntas de marketing y comunicación, un trabajo más allá del PR mediático y un acompañamiento del CEO para posicionar el perfil experto de cada compañía en su ecosistema habitual. A esto añadimos las idas y venidas de noticias de actualidad en la agencia, especialmente ahora que hemos incorporado al equipo de Blockmedia, nuestro nuevo de comunicación online.

¿Pensáis que a veces los medios piensan que las agencias son «los malos de la película”?

A veces es probable que lo piensen, pero creo que no es el tipo de pensamiento más habitual. Me explico. Para muchos medios la agencia somos un facilitador de los contenidos del día a día. Les ayudamos a generar un mayor número de temas, les ofrecemos el formato que más les encaja (entrevista con el portavoz, declaraciones para el artículo, etc.), les ponemos en contacto con sus fuentes para la creación de piezas informativas complejas y les ayudamos a que los redactores como los propios medios tengan una notoriedad destacada en los debates y charlas que se están generando en cada uno de los sectores.

¿Cuál ha sido vuestro mejor y peor momento en Bambú PR?

Te diría que el mejor es siempre que un cliente nos felicita por el trabajo bien hecho. Recibir ese tipo de feedbacks te cargan pilas por días y piensas “pues lo estamos haciendo bien”. El peor momento te diría que lo vivimos en pandemia. No por nosotros como agencia, sino por la incertidumbre que supuso tal situación para muchas empresas y cómo tuvimos que redoblar esfuerzos y arremangarnos para que los clientes pudieran dar la vuelta de hoja a sus estrategias y ser rápidos en la manera de comunicarlo a sus públicos. El momento difícil fue pensar que no estábamos quizás haciendo suficiente o que había algo que ya no dependía de nosotras. Como agencia boutique acabamos siendo un miembro más del equipo y hacemos los proyectos como nuestros. Por eso sientes que tienes que dar lo mejor de ti.

¿Cómo creéis que se pueden mejorar las relaciones entre agencias y medios?

Muchas veces el ritmo acelerado en las agencias y en los medios nos supone encontrar pocos momentos para sentarnos, hacer un café y preguntarnos. ¿Cómo estás? Hay que volver a tomar más cafés. Hay que volver a sentir que la comunicación fluye y te diría más aún, ser más transparentes. En los últimos años hemos aprendido que, si no nos ayudamos entre todos, no avanzamos.

¿Qué nuevos proyectos tenéis en la agencia para potenciarla?

Hace apenas un mes y medio que hemos lanzado Blockmedia.com y estamos muy orgullosas de este nuevo proyecto. Son muchos los que nos venían diciendo que por la experiencia y el knowledge que teníamos en el sector como agencia, debíamos dar el paso. Ahora que lo hemos hecho realidad estamos muy satisfechas con el resultado. Todavía queda mucho camino por delante, pero creo que vamos piano a piano con paso firme. A día de hoy contamos con cerca de 4.000 visitas, creo que son buenas noticias.

Y por último, ¿preferís los temas de tecnología o lifestyle?

Nosotras como agencia nos sentimos muy cómodas con cualquier proyecto, porque como te decía lo hacemos muy nuestro. Hasta el momento hemos podido elegir proyectos que nos motivan y por eso siempre hemos trabajado a gusto. Nuestro foco son empresas que apuestas por un proyecto de innovación y dónde la tecnología juega un papel fundamental en la estrategia de negocio. Ahora mismo, nos llegan muchos proyectos relacionados con las nuevas tecnologías y Web3, y es algo que nos fascina.