Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¡HABLEMOS DE AUTOESTIMA!

¡HABLEMOS DE AUTOESTIMA!

 

 

Por Mónica Plaza

 

Instagram: soymonicaplaza

LinkedIn: monicaplaza1

PROYECTO: Construir T.E. + Plus

 

El lenguaje tiene el poder de influir en la creación de tu autoconcepto. Lo que dices en voz alta y lo que piensas puede tener un gran impacto en tu autoestima. Si tienes una baja autoestima, puedes usar tus pensamientos y creencias para cambiar la forma en que te percibes a ti mismo. En este blog, te mostrare cómo mejorar tu autoestima y desarrollar la confianza en ti mismo de manera sencilla.

 

¿Qué es la autoestima?

 

La autoestima se refiere a cómo te percibes y qué opinión tienes de ti mismo. Todos experimentamos momentos de duda o tristeza en relación con nuestra valía, pero cuando esto persiste, puede dar lugar a problemas de salud mental como la depresión o la ansiedad. La baja autoestima puede convertirse en un problema de larga duración y afectar negativamente tu vida cotidiana.

 

¿Cómo saber si tienes baja autoestima?

 

Las personas con alta autoestima: se sienten queridos, suficientes y aceptados; están orgullosos de lo que hacen, y creen en ellos mismos.

 

Las personas con baja autoestima: se sienten mal consigo mismos; se critican y suelen compararse con otros, por lo tanto, son duros consigo mismos, y piensan que no son lo suficientemente buenos.

 

Elevar la autoestima implica un proceso continuo que se basa en realizar actividades sencillas pero efectivas que te brindan mayor confianza.

 

¿De dónde viene la autoestima?

 

La autoestima puede ser moldeada por las personas que te rodean, ya sea de manera positiva o negativa. Si tú y los demás enfocan en tus aspectos positivos y te tratan con paciencia y amabilidad, tu autoestima será alta, lo que te hará sentir querido y generará bienestar. En cambio, si las personas a tu alrededor se centran en lo negativo y son críticas, cada aspecto de tu vida puede volverse más desafiante.

 

En resumen, existen diversas razones para la baja autoestima, desde sentirse insuficiente desde la infancia hasta experiencias difíciles en la edad adulta, ya sean personales o laborales. La autoestima se forma a través de acciones, pensamientos y palabras que pueden fortalecerla o debilitarla. Las palabras críticas pueden afectar tu autoconcepto hasta el punto de afectar tu salud física y mental. La buena noticia es que siempre hay espacio para mejorarla.

 

¿Cómo subir la autoestima?

 

Como hemos mencionado, elevar tu autoestima se basa en pequeñas acciones que marcarán la diferencia, entre ellas se incluyen:

 

Vive tu vida, vive el momento el aquí y el ahora

 

Es común compararse con la vida de los demás, lo cual es una forma segura de sentirse mal. La meditación mindfulness sugiere que te concentres en el presente, valorando lo que das por sentado y reconociendo tus pequeños logros y metas. Esto te ayudará a comprender que el camino de cada persona es único. Además, una cita que puede ayudarte a ser compasivo contigo mismo, incluso cuando no tengas lo que deseas, es: «El secreto para la salud mental y física no reside en lamentar el pasado, preocuparse por el futuro o anticipar problemas, sino en vivir el momento presente con sabiduría y atención.»

 

Sé amable contigo mismo

 

La amabilidad es una herramienta poderosa que todos pueden utilizar. Si buscas mejorar tu autoestima, intenta ser amable contigo mismo y, cuando te equivoques, desafía los pensamientos o comentarios negativos que puedan surgir. Una práctica efectiva es hablarte a ti mismo de la misma manera en la que consolarías o alentarías a un ser querido para que alcance sus metas.

 

Haz lo que más te gusta hacer

 

La automotivación es una gran manera de elevar tu autoestima, ya que te ayuda a construir confianza en ti mismo y a establecer metas que promueven tu bienestar. Si te dedicas a la práctica de deportes o ejercicio, tu cuerpo liberará endorfinas, lo que te hará sentir más positivo. Cuando te vuelves habilidoso en algo que está alineado con tus talentos e intereses, tu sentido de competencia se fortalece.

 

Identifica y desafía las creencias negativas

 

Para hacer un cambio, lo primero que debes hacer es reconocer lo que deseas cambiar. Uno de los primeros pasos para mejorar tu autoestima implica identificar las creencias negativas que tienes sobre ti mismo, así como los pensamientos y acciones que impactan directamente en tu autoconcepto. Una vez que tengas claro cuáles son estas creencias, puedes buscar pruebas que desmientan lo que no es cierto y construir una base más positiva. Por ejemplo, si crees que «nadie me quiere», puedes enfrentar esta creencia y recordar el número de personas que se preocupan por ti, contradiciendo ese pensamiento negativo.

 

Sé comprensivo, entiende que nadie es perfecto

 

La comprensión implica reconocer que la perfección es algo subjetivo y poco realista, y debes esforzarte por ser la mejor versión de ti mismo sin imponerte presiones ni expectativas poco realistas de lo que deberías ser.

 

Enumera tus logros

 

Reflexiona sobre tus logros y anótalos. Hacer una lista de tus éxitos puede ser una manera efectiva de aumentar tu autoestima y tratarte con más amabilidad. También te permitirá reconocer todas las contribuciones que haces al mundo y a los demás. Revisar esta lista servirá como un recordatorio de tu habilidad para realizar tareas y hacerlo de manera exitosa.

 

Consejos para aumentar la autoestima

 

La autoestima es como un músculo que puedes fortalecer. Utiliza estos consejos para que tus pensamientos y comportamientos se vuelvan más positivos y constructivos:

 

Desarrolla un diálogo interior sólido y positivo que te ayude a cambiar la forma en que te percibes.

 

Valora tu identidad y todo lo que has logrado.

 

Deja de buscar la perfección más bien busca la Excelencia.

 

Ámate y cuídate como lo harías con tu mejor amigo.

 

Realiza cambios en lo que creas que necesitas cambiar, pero recuerda que sigues siendo valioso, incluso con tus imperfecciones.

 

Perdona lo que ha sucedido en el pasado y celebra lo que tienes en el presente.

 

Reconoce los pensamientos negativos y permíteles marchar.

 

Establece objetivos. Si los alcanzas, celebra tus logros; si no, identifica áreas de mejora y comienza de nuevo.

 

Cultiva relaciones positivas y significativas.

 

Expresa tus pensamientos y sentimientos de manera asertiva.

 

Enfrenta desafíos.

 

Aumenta tu autoestima con pequeños pasos (Kaizen)

 

Así como lo mencione anteriormente la autoestima se asemeja a un músculo que necesita un entrenamiento constante para fortalecerse, por lo que no puedes esperar que cambie de la noche a la mañana. Realizando pequeñas mejoras a lo largo del tiempo, podrás notar tus cambios y avances. El crecimiento personal es un proceso a largo plazo que requiere un cambio en tu mentalidad, y aunque puedas caer en patrones negativos de pensamiento en ocasiones, solo necesitas volver a practicar el pensamiento positivo sobre ti mismo. Con el tiempo, este enfoque se convertirá en un hábito y verás cómo tu autoestima mejora gradualmente.

 

Y, para terminar, Si te gustaría trabajar en tu autoestima, te invitamos a que te inscribas en nuestro programa CONSTRUIR T.E. plus.

 

Este programa te ayudará a desarrollar las herramientas necesarias para superar cualquier reto que se te presente.

 

A través de ejercicios prácticos y sesiones de coaching, aprenderás a:

 

Cambiar tu perspectiva y ver las crisis como oportunidades.

 

Protegerte de la energía negativa de los demás.

 

Tomar acción para superar tus desafíos.

 

Visualizar tus objetivos y alcanzarlos.

 

Apreciar las cosas buenas de la vida.

 

CONSTRUIR T.E. plus es un programa único que te ayudará a convertirte en una persona más resiliente y preparada para enfrentar cualquier reto que se te presente.