FOREO ANIMA A LA INDUSTRIA A FABRICAR PRODUCTOS DURADEROS

  • 24 de abril de 2021
FOREO ANIMA A LA INDUSTRIA A FABRICAR PRODUCTOS DURADEROS

Celebra el Día de la Tierra con su campaña “Make It Last, Not Break Fast”, con la que pretende abrir el diálogo sobre la obsolescencia programada para concienciar a las empresas a que dejen de limitar deliberadamente la vida útil de sus productos.

 

Con motivo del Día Mundial de la Tierra (22 de abril), la multinacional sueca de tecnología aplicada a la belleza FOREO ha lanzado una llamada de urgencia para la sostenibilidad, arremetiendo contra una de las malas prácticas más comunes en la industria: la obsolescencia programada. Con su campaña ambiental ‘Make It Last, Not Break Fast’ apela a las compañías tecnológicas a fabricar productos más duraderos, lo que contribuirá a reducir la contaminación del planeta.

Según el informe de la ONU Global E-waste Monitor 2020, en 2019 se produjo la cifra récord de 53,6 millones de toneladas de desechos electrónicos en todo el mundo –un aumento del 21% en solo cinco años–, y una previsión de alcazar los 74,7 millones de toneladas en 2030. Este fenómeno es consecuencia de las enormes tasas de consumo de equipos eléctricos y electrónicos, que ofrecen ciclos de vida cortos y opciones de reparación muy limitadas.

Igualmente, preocupante es el hecho de que sólo el 17,4% de los residuos electrónicos de 2019 fueron recogidos y reciclados, lo que considera incierto el destino de 44,3 Mt de desechos electrónicos. Aunque en la industria de alta tecnología, la limitada vida útil de los dispositivos digitales generalmente está impulsada por la innovación, muchos fabricantes caen en malas prácticas como la obsolescencia planificada, que se remonta a 1924, cuando el encuentro de los principales fabricantes de bombillas en Ginebra dio origen al cártel de Phoebus. Al darse cuenta de que sus bombillas duraban demasiado tiempo, todos accedieron a rediseñarlas para que se quemaran después de no más de 1000 horas, en comparación con las 1.500 o 2.000 horas que había sido la norma hasta entonces. Una lucrativa táctica que, lamentablemente, sigue en vigor hoy en día.

Preocupada por el impacto medioambiental que este fenómeno tiene en la salud de nuestro planeta, FOREO ha decidido plantarse e impulsar un nuevo camino más sostenible. “Somos una empresa centrada en el cliente, y nos esforzamos por hacer productos duraderos de alta calidad. Es algo que reconocen los clientes que han confiado en nuestra marca desde el principio. De hecho, nos hemos puesto en contacto con cientos de nuestros primeros clientes para obtener sus comentarios para asegurarnos de que todavía utilizan nuestros dispositivos. Fue realmente un momento emotivo escuchar historias personales sobre cómo nuestro producto estrella LUNA se convirtió en parte de sus vidas, y como nuestros dispositivos funcionan perfectamente incluso después de 8 años de uso. Esto significa que lo logramos, no sólo en satisfacer las necesidades de nuestros clientes, sino también en la preservación de nuestro planeta mediante la eliminación de desechos electrónicos”, explica Boris Trupcevic, CEO de FOREO. “El cambio es simple y necesario: las compañías deben priorizar el cuidado del medio ambiente, y una de las medidas para hacerlo es alargar la via útil de sus productos, algo más eficaz que las donaciones económicas o la adquisición de certificados. Aunque en el corto plazo parece algo poco rentable, a largo plazo no hay otra manera, y afortunadamente está creciendo la tendencia a dejar que los productos se rompan de forma intencionada, a lo que ayuda que los gobiernos obliguen a los principales fabricantes a detener la degradación intencional del rendimiento de la batería o del dispositivo, por ejemplo”, comenta.

Además de la electrónica, uno de los materiales más difíciles de reciclar es el plástico, lo que ha provocado que existan 500 veces más microplásticos en nuestros océanos que estrellas en nuestra galaxia. Los cepillos de dientes de plástico, por ejemplo, tardan más de 400 años en descomponerse en vertederos, lo que significa que el cepillo de dientes fabricado de plástico, desde su invención en la década de 1930 todavía existe. Se estima que cada año se utilizan 3.600 millones de cepillos de dientes de plástico en todo el mundo, mientras que una persona promedio tendrá 300 en su vida. Como respuesta directa a estas alarmantes cifras, han nacido nuevos fabricantes liderados por pioneros como FOREO cuya gama de dispositivos de alta tecnología, como el cepillo de dientes eléctrico ISSA, están diseñados para la durabilidad y la longevidad, proporcionando soluciones reutilizables, higiénicas y duraderas que pueden reducir el consumo de desechables de cuidado personal, ofreciendo así alternativas más ecológicas.

Porque cantidades perturbadoras de plástico y otros residuos tóxicos están desbordando nuestros campos y océanos. Y aunque siempre echamos la culpa a la cultura del consumidor y pensamos que bastaría con el control de nuestros hábitos de compra, hay algo mucho más grande en juego. “No creo que la mayoría de la gente sea consciente de la existencia de la obsolescencia planificada. Si bien notamos que los productos que compramos no son lo que solían ser y tienden a romperse más rápido, no podemos imaginar que las marcas en las que confiamos estén limitando deliberadamente la vida útil de los productos para que tengas que volverlos a adquirir con mayor frecuencia. Es hora de cambiar esto.” dice Trupcevic, y añade: “En FOREO, nuestra misión es ofrecer la más alta calidad de productos que nuestros clientes puedan usar en años. Cada uno de nuestros dispositivos tiene una garantía de 2 años y una garantía de calidad de 10 años. Nuestra idea es producir menos productos que duren más tiempo, y no estresar tanto el medio ambiente, lo que no ha perjudicado nuestros números sino todo lo contrario: nuestros clientes más leales comenzaron con un LUNA y, una vez que se aseguraron de la calidad y eficiencia de nuestro producto, ahora poseen un UFO, BEAR, ¡ISSA y a menudo toda la familia FOREO de productos que les perdurarán durante años!”

Por tanto, el consumo excesivo conduce directamente a la sobreproducción y convierte despiadadamente nuestros océanos y campos en montañas de residuos tóxicos. Alimentada por la cultura del consumidor, la obsolescencia planificada no sólo causa daños irreversibles a nuestro planeta, sino que además no satisface las necesidades humanas reales y conduce a una mayor insatisfacción, hasta ser causa de depresión, y un mayor conflicto social. “Sin embargo, el derecho internacional y la legislación de la UE están tomando medidas para aumentar las reglamentaciones de sostenibilidad, mientras que los organismos gubernamentales pueden proporcionar el marco para la aplicación de estas leyes. Corresponde a cada individuo y empresa participar en la responsabilidad compartida y hacer todo lo posible para preservar nuestro hermoso planeta. De lo contrario, no es el planeta el que tendrá un gran problema, sino los humanos. En FOREO, vemos el primer paso hacia la consecución de objetivos ambientales en la lucha contra la obsolescencia planificada”, dijo Trupcevic, llamando a todas las empresas de todo el mundo a reexaminar su modelo de negocio.

Otro asunto a revisar es la legislación a nivel mundial, donde la obsolescencia planificada está mal reflejada. En 2017, el Parlamento Europeo adoptó una resolución en la que proponía prohibir los productos con defectos incorporados y vida útil limitada y fomentar la reparabilidad, adaptabilidad, capacidad de actualización, durabilidad y reciclabilidad de los productos y, aunque este enfoque aún no se refleja en una legislación europea debidamente promulgada, varios países han adoptado medidas proactivas para aplicarlo. La construcción de productos de alta calidad de larga duración, el intercambio de componentes peligrosos y tóxicos por opciones más sostenibles y ecológicas, así como revivir el cultivo pueden cambiar las cosas a lo grande y colorear nuestro planeta de azul y verde como antes, y como sólo las generaciones más antiguas lo recuerdan hoy en día.

 

FOREO

AGENCIA: BUCK3T