MÁS DE UN TERCIO DE LOS ESPAÑOLES DICE QUE PIENSA CONTRATAR MÁS SERVICIOS DE SUSCRIPCIÓN

  • 13 de junio de 2022
MÁS DE UN TERCIO DE LOS ESPAÑOLES DICE QUE PIENSA CONTRATAR MÁS SERVICIOS DE SUSCRIPCIÓN

El 61% de los abonados españoles son más fieles y gastan más dinero en las empresas a las que se suscriben.

 

RECURLY

AGENCIA: FINZEL PR

 

Según una nueva encuesta realizada en España por Recurly, plataforma referente en gestión de suscripciones y facturación, el 38% de los consumidores españoles tiene previsto contratar más servicios de suscripción. El informe también revela que los consumidores son más fieles (61%) y tienden a gastar más dinero (42%) en las marcas y empresas a las que se suscriben.

54% de los consumidores españoles encuestados afirma que la pandemia les hizo replantearse los servicios de suscripción que utilizaban, siendo los servicios de vídeo en streaming (78%), la comida (29%) y el comercio minorista (23%) los más utilizados actualmente. Sin embargo, al levantarse las restricciones, los consumidores españoles están, ahora, más dispuestos a gastar su tiempo y dinero en viajes nacionales (55%) e internacionales (40%), entretenimiento y eventos presenciales (48%) y restauración (40%).

El coste de la vida está en la mente de la mayoría de los consumidores, ya que el 88% de los encuestados está preocupado por la inflación, y como consecuencia del coste actual de los bienes y servicios, el 19% afirma que tiene previsto cancelar algunos servicios este año. Todavía hay muchas oportunidades para las empresas, ya que el 42% por ciento tiene previsto mantener sus actuales servicios de suscripción igual, y el 38% de los consumidores españoles tiene previsto adquirir más servicios que les ofrezcan las mejores ofertas o les ayuden a optimizar sus presupuestos.

Los minoristas tradicionales y los negocios presenciales buscan mantenerse y crecer en 2022, aprovechando la fidelidad de los programas y las ofertas diseñadas para crear ingresos recurrentes a través de las suscripciones. La oportunidad de trasladar la comodidad de las suscripciones a estas categorías de experiencias fuera del hogar está siendo perseguida con entusiasmo por sectores como la restauración, la hostelería, las aerolíneas y los eventos presenciales.

“Estamos empezando a ver cómo surgen nuevas categorías y conceptos de suscripción, desde salones de belleza hasta lavados de coches y restaurantes, a medida que la gente continúa con su amor por las suscripciones”, dijo Oscar Wall, director general de EMEA en Recurly. “Nuestra investigación sugiere que las suscripciones impulsan los ingresos recurrentes, la fidelidad y el crecimiento a medida que los consumidores establecen sus nuevos hábitos de gasto y comportamientos, sin embargo, como el impacto de la inflación se avecina, es importante que las empresas se anticipen a los comportamientos de suscripción de los consumidores”, concluyó Wall.

El 93% de los consumidores encuestados gasta hasta 200 euros al año en servicios de suscripción, por lo que las empresas están redoblando el interés de los consumidores por las actividades presenciales. La encuesta arroja las siguientes conclusiones:

El 51% de los consumidores españoles afirma que tener acceso exclusivo a contenidos o servicios es la principal razón para pagar una suscripción.

El 30% dice que una de sus motivaciones es la posibilidad de poder obtener un descuento en estos servicios gracias a su suscripción.

No es de extrañar que las categorías con mayor número de abonados y crecimiento en los dos últimos años hayan sido los gigantes del vídeo en streaming, el comercio minorista y los contenidos de audio en streaming, ya que la gente se ha refugiado en el entretenimiento y los servicios domésticos. Sin embargo, también son las tres principales categorías que los consumidores encuestados cancelaron en el último año.

“Ofrecer exclusividad y crear modelos de precios orientados al consumidor para estos servicios experienciales es un factor importante para el éxito de la retención y el crecimiento”, dice Wall.

Para los consumidores de la generación del milenio y de la generación Z, el acceso a contenidos o servicios exclusivos y atractivos es un importante motor de la popularidad de las suscripciones, ya que, por término medio, el 44% de estos consumidores lo consideran la razón principal para suscribirse. Esto incluye la exclusividad en productos, contenidos o servicios, así como paquetes exclusivos, beneficios o descuentos. Esto también conduce a una mayor preferencia sobre las marcas, ya que estos consumidores se centran más en los tipos de ofertas disponibles de una variedad de empresas, y dedican tiempo a elegir los servicios que mejor se adaptan a sus necesidades y deseos.

Es importante destacar que las generaciones más jóvenes, en particular las que tienen entre 18 y 29 años, tienden a gastar más en servicios de suscripción que otros grupos de edad, ya que el 27% afirma gastar entre 100 y 200 euros al mes en sus servicios.

Los modelos de suscripción han contribuido a inaugurar una era de comodidad y opciones de “configurarlo y olvidarlo” para los consumidores. Para los clientes de más de 45 años, la posibilidad de recibir productos de forma rutinaria y la comodidad de la facilidad de establecer un proceso de suscripción y pago recurrente son un factor importante de su popularidad. Además, el 51% de los consumidores afirma que las promociones, como las pruebas gratuitas o las muestras de productos, son los principales impulsores de las suscripciones y casi el 50% espera ganar puntos de fidelidad, ventajas o descuentos como parte del programa.

En este contexto, los minoristas y proveedores de servicios pueden aprovechar los elementos clave de las promociones y pruebas de fidelización como una oportunidad para ganar y aumentar la cuota de mercado.