CHARON’S STAIRCASE

  • 5 de noviembre de 2022
CHARON’S STAIRCASE

Indigo Studio, aventureros del mundo indie español y responsables de juegos como Seven Doors o el próximo Lucidus Mortem, traen hasta nosotros un título cuya inquietante ambientación esconde un juego de puzles y acertijos que, al igual que los escenarios en los que nos moveremos, tiene buenas intenciones, pero también luces y sombras.

INDIGO STUDIO

José Raúl Sotomayor

Charon’s Staircase nos propone una aventura en primera persona donde encarnaremos a Desmond, un agente de El ministerio, una organización que gobernaba durante años en la sombra y que ahora trata de deshacerse de pruebas y documentos que no solo prueban su existencia, sino su connivencia con la realización de terribles experimentos que ahora tratan de sepultar frente a la opinión pública.

Pronto emprenderemos el camino hacia el misterio: mansiones, cobertizos, puzles y acertijos, lugares que nos tocará explorar concienzudamente mientras suceden fenómenos paranormales como apariciones, ruidos extraños y otras experiencias que tratan de infundir una sensación de miedo a lo desconocido en el jugador.

¿Y que tenemos entre las penumbras de los niveles? Llaves, muchas llaves, sobre todo inicialmente, también códigos numéricos y poco a poco puzles y acertijos más complejos que nos harán pensar cada vez más, con los inevitables atascos mientras los resolvemos, como puertas cerradas mediante códigos que nos obligarán a explorar toda la zona para lograr resolverlo. No os dejéis engañar por la sencillez inicial, el jugador que disfrute de los puzles encontrará un desafío interesante al progresar en la aventura, si bien alguno puede resultar algo confuso en su resolución.

La exploración nos permitirá disfrutar de su música, encontrar fotos y referencias a sucesos anteriores, ya sea leyendo restos de periódicos o encontrando fotos de diferentes personajes. Nos habría gustado encontrar algo de trasfondo e historia para conocerlos mejor y “entrar” más directamente en la narrativa de la historia.

 Desmond narrará con cierta frecuencia los acontecimientos, con un doblaje bastante decente en castellano, si bien la traducción de los textos cuenta con algunos errores e incluso con algún que otro problema, como son la aparición de partes de textos en inglés. No es algo generalizado sino más bien ocasional, pero puede suponer alguna que otra traba para ciertos jugadores.

Técnicamente del más alla

Siempre hay que tener en cuenta de que estamos ante un desarrollo indie, cuyas limitaciones son evidentes, pero hay que aplaudir este tipo de desarrollos y esperar que sigan creciendo. No obstante aquí podemos ver una utilización técnicamente muy por debajo de las posibilidades del motor gráfico, ya sea en iluminación como especialmente en modelados y otros elementos como las texturas, presentando un conjunto a nivel gráfico bastante limitado, propio de los desarrollos de hace algunos años. El tema gráfico no suele ser lo más importante en un juego con puzles o un desarrollo tan pausado, pero la vista en primera persona deja ver sus limitaciones en un título que debe tener en la ambientación uno de sus puntos fuertes.

Limitaciones técnicas aparte, si te gustan los puzles y el misterio Charon’s Staircase puede encajar perfectamente con ese tipo de propuestas, ya que sobre ellas descansa todo el peso jugable que vamos a encontrar. Quizá su mayor problema sea que no es el único título al que podemos acceder con una propuesta más o menos similar ni tampoco el mejor juego para pasar un mal trago frente a la pantalla, como puede ser el genial Madison de Bloodius Games, (lamentablemente no disponible por el momento en Xbox) cuyo punto fuerte también es la resolución de puzles en un ambiente realmente terrorífico, o un tapado como Maid Of Skier, más alejado eso sí, de la resolución de puzles y más centrado en hacernos pasar un mal rato.