Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

EL CDTI CALIFICA LA I+D DE ORIZON COMO ALTAMENTE INNOVADORA Y EL CARÁCTER DIFERENCIAL DE SU TECNOLOGÍA

EL CDTI CALIFICA LA I+D DE ORIZON COMO ALTAMENTE INNOVADORA Y EL CARÁCTER DIFERENCIAL DE SU TECNOLOGÍA

 

ORIZON

AGENCIA: BDI COMUNICACIÓN

 

El Centro para el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (CDTI), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, ha calificado como muy innovadora la I+D aplicada por la española Orizon en el desarrollo de la segunda generación de su tecnología, denominada BOA, para mejorar el rendimiento de las infraestructuras tecnológicas de las grandes empresas. Según destaca el informe de este organismo, los diferentes aspectos que convergen en ella “la convierten en una herramienta completamente nueva y diferenciada con respecto a los productos existentes”.

 

Con esta segunda generación de su solución, Orizon, hasta ahora orientada a los grandes sistemas centrales, lleva esta capacidad al entorno de la nube, caracterizado por su enorme complejidad. Orizon ha anunciado la disponibilidad de la solución durante el tercer trimestre de 2023. En su desarrollo la compañía totalizará una inversión de 1,8 millones de euros, de los que 381.000 euros serán financiados por el CDTI, y también analiza actualmente la disponibilidad de la solución en los principales hiperescalares (AWS, Google Cloud y Microsoft Azure), dependiendo del modelo de negocio.

 

CDTI ha realizado la valoración tecnológica de la solución de Orizon tras presentar la empresa a este organismo tres pruebas de concepto sobre la aplicación de BOA en áreas críticas que precisan de un uso intensivo de tecnología, tales como los sistemas centrales (mainframe) y los servicios on line de entornos distribuidos y cloud y desde una doble perspectiva de costes y calidad del servicio.

 

Tras el análisis, CDTI ha identificado cuatro innovaciones diferenciadoras en la tecnología de Orizon: la capacidad de carga masiva de datos e información en la herramienta, la de análisis de esos datos, los modelos de aprendizaje automático (machine learning) y el aprendizaje automático no supervisado (deep learning). Respecto a la capacidad de carga de datos, CDTI destaca su carácter masivo y aun siendo heterogéneos y en formatos no estructurados. En cuanto al análisis de esos datos, CDTI llama la atención sobre la capacidad de obtener a partir de ellos patrones de negocio y corregir errores operativos (Business Intelligence) y desarrollar estudios analíticos que permiten tomar decisiones futuras de negocio basadas en modelos predictivos.

 

Por lo que respecta a los modelos de aprendizaje automático de la solución de Orizon, CDTI ha destacado en su informe el uso de Inteligencia Artificial para mejorar la operación de los sistemas (AIOps), que permite, no solo efectuar predicciones estadísticas basadas en la información cargada, “sino preparar, entrenar, evaluar y desplegar modelos que sean capaces de corregir por sí mismos errores e incluso reescribir automáticamente el software que funciona con bajo rendimiento”.

 

Según el informe del CDTI, los algoritmos de BOA son capaces de evolucionar automáticamente y generar nuevos patrones a través de la evaluación de nueva información y volver a calibrar los modelos, prácticamente en tiempo real. Por último, y en relación con el uso de deep learning, CDTI destaca su capacidad para acceder de manera sencilla a conjuntos masivos de datos etiquetados, incrementar la potencia de procesamiento del sistema y acceso a modelos entrenados previamente por expertos.

 

Según Ángel Pineda, CEO de Orizon, “este informe del CDTI significa un gran espaldarazo, no sólo a nuestro estándar de eficiencia del software, sino también a nuestro enfoque y capacidad para abordar el tratamiento del rendimiento de una infraestructura tecnológica que, más allá de detectar errores o ineficiencias, proporciona las soluciones para eliminarlos y recomendaciones la conseguir la eficiencia total”.

 

Con la nueva generación de su tecnología BOA, Orizon aborda la problemática existente en el desarrollo y optimización de los grandes sistemas informáticos: la identificación de todas las ineficiencias en el código y en los procesos y la propuesta de soluciones para mejorar el rendimiento en un contexto de enorme complejidad como el actual. Para ello la compañía utiliza tecnologías como Inteligencia Artificial aplicada (IA) mediante el aprendizaje automático (ML). Igualmente, la aplicación de inteligencia de negocio (BI) y analítica de negocio (BA) a través del análisis big data convierte a la solución en claramente diferencial en el mercado. Esta segunda generación de BOA ofrece toda esta información a través de un cuadro de mandos (dashboard) y con una clara visión de negocio en la que se contemplan criterios de coste, de disponibilidad del servicio y de tiempos de respuesta.

 

En las tres pruebas de concepto presentadas al CDTI, el análisis ha medido el impacto de BOA en diferentes variables, tales como mejoras de los tiempos de respuesta, uso de recursos o ahorros de costes, en un entorno de sistema central (coste de recursos mainframe), en los procesos denominados batch (procesamientos simultáneos y continuados) y en el suministro de servicios on-line de entornos distribuidos y cloud. Igualmente, en los tres casos analizados se han obtenido los Indicadores Clave de Rendimiento (KPI, por sus siglas en inglés), teniendo en cuenta todas las variables y factores determinantes en cada uno de ellos.