CUATRO VENTAJAS DEL DESARROLLO OPEN SOURCE PARA LAS EMPRESAS

CUATRO VENTAJAS DEL DESARROLLO OPEN SOURCE PARA LAS EMPRESAS

 

atSistemas

AGENCIA: PR GARAGE

 

Hasta la década de los 80, el software se desarrollaba fundamentalmente mediante código fuente de acceso restringido o privativo. Aunque el software libre existía ya, no fue hasta la llegada del Internet a mediados de los 90 cuando comenzó a popularizarse de manera general. La revolución tecnológica surgida a partir de entonces y la entrada en el juego de las nuevas tecnologías actuales han hecho que, a día de hoy, el 99% de todo el software se basa en el open source, según datos del último informe Octoverse de Github.

 

La popularidad de la que goza este modelo de desarrollo de programas se debe fundamentalmente a que se fundamenta en la libertad de conocimiento, acceso y modificación de códigos fuentes existentes a través de bibliotecas o repositorios por parte de la comunidad de programadores. Así, atSistemas, consultora tecnológica 100% española, destaca una serie de ventajas del desarrollo Open Source.

 

Alta flexibilidad y personalización

 

Su modelo colaborativo y de libre acceso al código fuente permite que cualquier empresa o usuario tenga un control total sobre su desarrollo y modificación y que, por tanto, sea un código “vivo”. Esta flexibilidad hace que también pueda ser ampliamente personalizable, lo que permite que otros desarrolladores puedan ayudar, revisar, mejorar su estabilidad y corregir errores cuando se implementan soluciones nuevas en el software, adaptándolo de forma más sencilla a los objetivos empresariales específicos de ese momento. De hecho, esta flexibilidad es una de las razones por las que las empresas eligen el Open Source y es que, según el último informe de Red Hat, el 79% asegura que les ofrece la flexibilidad necesaria para personalizar soluciones y satisfacer las necesidades de la compañía.

 

Como tal, el código abierto tiene un coste cercano a cero, pero es algo que se ha de matizar. Un código abierto sí será mucho más económico que el propietario, ya que los códigos fuentes se encuentran en bibliotecas o repositorios de acceso libre para ser reutilizados y modificados por los desarrolladores. Los costes, en este caso, dependerán no del código en sí, sino del desarrollador, de la licencia del software o de sus costes asociados como el soporte o funcionalidades extras bajo una tarifa, por nombrar algunos ejemplos. Este, de hecho, es el ejemplo de plataformas de e-commerce como WordPress, que se pone a disposición de los usuarios de forma gratuita salvo algunos de los plug-ins y otras funcionalidades adicionales.

 

La flexibilidad que aporta el Open Source a su vez proporciona al desarrollo del software una gran funcionalidad y adaptabilidad. Un código que puede modificarse libremente y que no exige usarse de una forma concreta puede ofrecer a la empresa infinitas opciones a la hora de añadir al software nuevas características y funcionalidades externas. Esto a su vez permite que el software sea mucho más escalable, ya que se configura como una infraestructura capaz de adaptarse a las necesidades de los clientes a medida que la empresa va creciendo.

 

Independencia de un proveedor

 

Otra de las grandes ventajas del código abierto es el acceso a un amplio mercado de soluciones y herramientas tecnológicas, por lo que se deja de lado la dependencia de un único proveedor. En muchas ocasiones, la dependencia en un software propietario lleva aparejada la necesidad o, incluso, obligatoriedad de adquirir únicamente sus productos y servicios asociados y, además, en caso de necesitar realizar modificaciones en el software, mediante el software de código abierto la empresa se ahorra el paso previo de solicitar dichos cambios al proveedor e incluso tiene la posibilidad de realizar seguimientos de los cambios.

 

“La rapidez con la que evoluciona la tecnología es, sin duda, la respuesta a un entorno empresarial tan cambiante y competitivo como el actual. Ahora mismo las necesidades de los clientes evolucionan de forma constante y, por ello, las empresas integradoras y fabricantes debemos ser lo suficientemente ágiles y eficientes para satisfacerlas. El Open Source es una tendencia que impulsa a compañías de cualquier tamaño en su proceso de transformación digital e innovación, por lo que no es de extrañar que su popularidad se haya extendido a cualquier sector, desde el público hasta los más tecnológicos como el Cloud, el Machine Learning o el Blockchain. Por otro lado, también es importante tener en cuenta que esta tendencia supone un reto adicional a la hora de garantizar que este código no nos compromete la cadena de suministro (Software Supply Chain), por lo que nunca estará de más dejarse acompañar y apoyar por un partner que les permita crear e implementar soluciones a medida de sus necesidades salvaguardando en todo momento aspectos críticos como la Seguridad e Idoneidad del código Open Source en uso”, dice Iñigo Chaso, Gerente de Desarrollo de Negocios, liderando la Industrialización del SDLC de atSistemas.