ANÁLISIS VIDEOJUEGOS: GREEN PHOENIX

  • 6 de septiembre de 2021
ANÁLISIS VIDEOJUEGOS: GREEN PHOENIX

Gráficamente es un título modesto, pero con buenos acabados, sobre todo en lo que a escenarios se refiere.

 

Green Phoenix es un proyecto modesto a la vez que original, un shooter narrativo que trata de llegar al jugador contando una pequeña historia, donde el desplazamiento con la nave y un pequeño atisbo de acción y disparos, son solo una excusa para tratar de involucrarnos en el viaje y las reflexiones de Green Phoenix, una inteligencia artificial y sus recuerdos de Dana, su piloto ya fallecida.

Broken Simulation presenta una nueva visión del género de los juegos de disparos sobre raíles, pero muy alejado de aquellos arcades tan recordados como Panzer Dragoon o Space Harrier, rescatados de los mejores tiempos de Sega. Green Phoenix solo comparte con aquellos títulos el modo de desplazamiento automático sobre los escenarios y la posibilidad de movernos vertical y horizontalmente para esquivar los obstáculos que vayan apareciendo.

Por raro que parezca, Green Phoenix es una experiencia narrativa fusionada con un shooter espacial sobre raíles, una especie de “walking simulator” galáctico que busca transmitir un mensaje y una historia al jugador, más que enfrentarlo a un desafío de habilidad o supervivencia. En general se trata de un desarrollo sencillo y sin demasiada dificultad, exceptuando el último de los 4 niveles, una zona donde realmente tendremos que esforzarnos más para no chocar con los restos que vienen hacia nosotros o para destruir las minas que vienen volando cada vez más deprisa hacia nuestra nave.

Durante cada trayecto podremos recoger Helium destruyendo naves u otros elementos del escenario, una función de recogida que realmente no influye en el desarrollo de la historia más allá de obtener una puntuación al finalizar cada zona para tratar de superarla después.

Gráficamente es un título modesto, pero con buenos acabados, sobre todo en lo que a escenarios se refiere, destacando la iluminación y un diseño que busca potenciar la sensación de ausencia de vida y de soledad más allá de elementos artificiales, ofreciendo un rendimiento correcto tanto en modo portátil como en Tv.

La banda sonora (además del buen nivel que muestra el doblaje en inglés) si logra destacar sobre unos efectos de sonido simplemente correctos, obsequiándonos con temas que encajan a la perfección con la atmósfera y el ritmo que ofrece Green Phoenix.

La narrativa, tan importante y tan presente en todo momento, presenta el problema de la traducción al castellano y no porque no sea buena, que lo es, sino porque debemos leer constantemente en pantalla las reflexiones de la inteligencia artificial, con los problemas que esto conlleva en los escenarios más recargados de obstáculos que debemos esquivar. Posiblemente tengamos que hacer más de una pasada para leer toda la historia si nuestro dominio del idioma no nos alcanza para escuchar la narración.

A pesar de lanzarse a un precio realmente bajo y de presentar un desarrollo que puede merecer la pena para jugadores que busquen algo más pausado, un “pelín” más de ambición, añadiendo un par de mundos (tenemos un modo arcade como complemento) y expandiendo un poco la historia hubiera sido la guinda para un viaje, cuando menos curioso e interesante, pero excesivamente corto.

 

Desarrollador: Broken Simulation

Publica: Zerouno games

 

José Raúl Sotomayor

Twitter: @JoseRaulSM